A partir del 1 de agosto, podremos ver en el barrio de La Marina de la ciudad de Ibiza, el nuevo monumento que representa el movimiento hippy de los años 70. Se trata de una escultura, donación de Ricargo Urgell, propietario del grupo Pachá, a la ciudad de Ibiza.

La escultura de bronce lleva el título de “Padre e hija caminando” y está basada en una de las fotografías más famosas de Toni Riera (Barcelona, 1950), la cual fue tomada en Amsterdam en 1972. Esta fotografía se convirtió en un icono del movimiento hippy y una de las imágenes más emblemáticas de Pachá, que ha utilizado en varias ocasiones para su grafismo y cartelería. Hoy cobra tridimensionalidad a las manos de la escultora Ció Abellí (Girona, 1963). En la instantánea aparecen el actor Sandy van der Linden con su hija Radha, la cual 38 años después de haberse tomado esa imagen, se reconoció cuando vio el cartel en Pachá con la imagen de su padre y ella.

Abellí y Riera han trabajado en colaboración, realizando bocetos y estudios sobre la obra, para llegar a una escultura en tamaño real de dos figuras en bronce. Tanto Amsterdam, como Ibiza, San Francisco, Katmandú y Goa, puntos clave en el desarrollo del movimiento hippy, quedan representados también en el pedestal de la obra, que a partir de agosto podremos ver en el barrio de La Marina, concretamente en la esquina de las calles Lluís Tur i Palau con Guillem de Montgrí.