Ni los más veteranos del mercadillo recordaban algo así… Tanta entrega, tanto bote, tanto baile: un concierto tan cuajado, impecable, en una explanada del mercadillo abarrotada por 4.000 personas coreando al unísono las canciones de Manu Chao y su banda, La Ventura: ¡memorable aquella noche del 1 de mayo!

Desde ‘King Of The Bongo’ o ‘King Kong Five’, pasando por ‘Welcome to Tijuana’ o el aclamado ‘Clandestino’, los caminos que recorre Manu Chao enlazan Galicia y Barcelona, París y el Amazonas, van del rock al rap, de la rumba al reggae, abordan fronteras o atraviesan el Estrecho para llegar en cualquier momento a la estación de la esperanza, esa meta irrenunciable con la que comulgan los miles de admiradores del cantautor hispano-francés: con sus emociones y también con sus reivindicaciones: por los desaparecidos de México, por el pueblo saharaui, por los que arriesgan la vida en las pateras

Gracias, Manu, por haber venido a Las Dalias. Gracias por ese conciertazo y por contagiarnos de euforia para seguir adelante. ¡Hasta la próxima estación!